Vía de escape.

Uncategorized

Ahora sí. Después de gritar nuestra canción a pleno pulmón durante un concierto puedo decir que he puesto un punto y aparte en esta historia. Mi historia. Esto sé que no te va a gustar. Porque ya no podrás volver corriendo a mi cuando sientas que la vida te puede y que necesitas un lugar seguro, alguien que te diga lo mucho que te quiere y todo lo que le haces falta. Porque ya no. Ya no me haces falta. Ahora sé que cualquiera llorara mas que tú. Ha llegado el momento de cortar el cordón que me unía a ti, al que tú te aferrabas con fuerza cuando flaqueabas y a mi llegó a estrangularme en tus ausencias. Me desarma tu actitud. Y ayer mientras veía al genio cantar nuestra canción, esa que tanto tiempo llevaba sin escuchar, sentí que te ibas de mi como el agua cuando se evapora y vuelve a las nubes y sabes que está ahí, pero no la puedes tocar, ni ver, ni siquiera sentir. Y así estarás tú dentro de mi, inerte. Hace tiempo que no pienso en tu cornada, hace tiempo que lo echo a cara o cruz. 

A pesar de todo… gracias. Gracias por hacerme sentir. Gracias por crear una ilusión en mi que me hizo despertar y volver a confiar en mi. Porque ahora, aunque ya no estés, mi confianza sigue ahí y eso no te lo puedo negar.

 

En mi eterna despedida y no me resbala tu actitud
Y ahora sé que la guerra durará más que tú
Peligrosa doble vida, no me desarma tu actitud
Esto sé que no te va a gustar
No llega el día, quiero sentir otra velocidad
Tramando alguna atrocidad y si me da miedo mi actitud
Esto sé que no se va a acabar

Punto final.

Uncategorized

Y es posible que de haberlo sabido, no hubiera dado todo en un principio. Me hubiera ido sin decirte nada, no hubiera sido tan dura contigo, no habría corazón en la garganta. Y después de todo reconozco que peor que el olvido fue frenar las ganas de verte.

Porque la vida sigue, siempre sigue, aunque a ratos pensemos que se ha parado a esperarnos. Nadie me va a devolver todo el tiempo que te he regalado. Espero que ahora tú también seas generoso y me regales unos bonitos recuerdos que me acompañen el resto de mi vida. 

La luz…

Uncategorized

– Manuel, nunca has estado a la altura cuando te he necesitado. Nunca te anticipaste, ni me consolaste después de un mal momento. Solo estabas ahí para lo bueno, para lo cómodo. Solo para disfrutar. Y ahora que te he visto con otra puedo decirte que me alegro. Que quizá no hacéis tan mala pareja. Porque yo no soy ella, Manuel, pero lo mejor es que ella no es como yo.”

La luz de Candela – Mónica Carrillo.

Nunca nadie podría haberte descrito tan bien.

No supimos querernos

Uncategorized

Creo que aún no te has dado cuenta de lo fácil que hubiera sido todo. De las veces que me habrías tenido de haber querido de verdad, sin necesidad de poner miles de excusas para negar lo inevitable: estábamos perdidos. 

“Pensé que te habrías cansado de mi”.

De ti nunca, NUNCA. Me he cansado de cientos de cosas, como esperarte inúltimente aún sabiendo que no me va a llevar a ningún lado. Y cada día que pasa me da más igual. No sé si volverás, pero ahora la que se va soy yo. No puedo seguir viviendo de ilusiones que solo hacen que crear falsas esperanzas sobre un futuro imposible y un ahora que nunca hemos tenido. ¿Por qué? ¿Por qué no has dejado que tengamos el placer de ver qué hubiera sido de nosotros? ¿Por qué has tenido que tomar tú todas las decisiones? ¿Por qué parece que te importo una mierda? 

Después de tanto tiempo y aún no te he sabido comprender. Pero ahora da igual. Ya está todo perdido…

 

 Me voy y que sepas que la que quería quedarse para siempre te echará de menos.